Académico alerta por una ‘indefinida’ política ambiental en México

Noticia escrita el: 8 junio, 2019 | Por: Administrador

 

 

  

 Hasta hace unos días, la política ambiental de México se encontraba debilitada debido a la falta de experiencia de la entonces titular de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Josefa González Blanco, pero con el nombramiento de Víctor Manuel Toledo al frente de dependencia las acciones a seguir en la materia están indefinidas, explicó el Mtro. Javier Riojas Rodríguez, coordinador de la Licenciatura en Sustentabilidad en la Universidad Iberoamericana.

“El panorama era triste porque no se le veía fuerza en el cuidado del medio ambiente ni sustentabilidad que tiene que ver con política urbana, forestal, agropecuaria y pesquera, que son las que impactan. La Secretaría estaba muy debilitada y esperamos que (con el nombramiento) se fortalezca”, dijo el también académico del Departamento de Relaciones Internacionales.

Riojas reconoció al actual titular de la Semarnat como uno de los intelectuales, académicos y políticos más importantes de México. Una persona que desde de los años 80 trabaja y está comprometido con el cuidado del medio ambiente, por lo que dijo “hay esperanza”. 

El especialista de la IBERO explicó que se está frente a la mezcla de un titular de la Semarnat conocedor del tema y crítico de megaproyectos que atentan contra el medio ambiente, como por ejemplo la refinería de Dos Bocas y el Tren Maya, proyectos económicos y de desarrollo que están en puerta, con grandes inversiones y un alto impacto ambiental. “Creo que habrá un tipo de tensión que espero se resuelva en favor de tomar las mejores decisiones en materia ambiental”, enfatizó.

Refinería Dos Bocas

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, puso en marcha la construcción de la refinería Dos Bocas, en Paraíso, Tabasco, con el objetivo de que el país logré autosuficiencia en la producción de petróleo. Se estima una inversión de 150 mil millones de pesos y que esté lista en tres años.

En el Día Mundial del Medio Ambiente, Riojas señaló que este proyecto energético tiene dos problemas. Por un lado, la apuesta por la producción de un combustible altamente contaminante y, por el otro, que se construya en una zona ecológica frágil que ha sufrido importantes impactos por la deforestación. Este hecho la pone en estado de vulnerabilidad frente al cambio climático

Tren Maya

Durante su campaña electoral, AMLO presentó el proyecto del Tren Maya como un detonador de desarrollo para el sur del país. Sin embargo, un grupo de 100 integrantes de la comunidad académica y científica de la península de Yucatán manifestó su preocupación por “los posibles efectos negativos” del tren que transitará por cinco estados del sureste.

Los especialistas advirtieron que “no se puede emprender un proyecto de esta naturaleza sin un estudio previo, amplio y exhaustivo de sus impactos ecológicos, económicos, sociales y culturales en el corto, mediano y largo plazo”.

“Se trata de una iniciativa que ha sido cuestionada desde diferentes puntos de vista. Es importante conocer las condiciones del lugar en términos ecológicos y sociales porque la península de Yucatán cuenta con una gran biodiversidad y con comunidades mayas que no pidieron el tren”, dijo Riojas.

Tren Transístmico

El Instituto Nacional de los Pueblos Indigenistas señaló que todas las asambleas mostraron su acuerdo de participar en el desarrollo del Istmo de Tehuantepec, pero pidieron como condición primordial respetar y garantizarse el derecho a la tierra, a los territorios y recursos naturales.

Al respecto, Riojas habló de la importancia de realizar una consulta bien hecha en las zonas afectadas en donde no se les hables sólo de los beneficios sino del impactos a largo plazo.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) pidió al gobierno mexicano que respete los compromisos en materia ambiental en proyectos como el Tren Maya y en la construcción de una refinería en Dos Bocas, Tabasco, para que sean “congruentes con un futuro sustentable”.

 

Nota escrita por: Valentina González/ICM