Autoridades de la IBERO dan la bienvenida a alumnado de nuevo ingreso

Noticia escrita el: 7 agosto, 2020 | Por: Administrador

 

 

La Universidad Iberoamericana Ciudad de México dio la bienvenida a las y los alumnos de nuevo ingreso que, a partir de este semestre Otoño 2020, ya forman parte de su comunidad estudiantil.

A través de un mensaje en video, el Mtro. David Fernández Dávalos, S. J., Rector, dijo a quienes empezarán sus clases en la IBERO (el lunes 10 de agosto, en la modalidad a distancia) que espera esta trayectoria les sea totalmente satisfactoria, misma que les preparará para ejercer una profesión socialmente útil, pertinente, de relevancia económica y social en nuestro país.

En la Iberoamericana, que nació para preparar a las y los profesionistas que requiere el desarrollo comunitario y social de México, “la finalidad de nuestra educación, sí, por supuesto, es formarlos a ustedes como hombres y mujeres con y para los demás; pero que al mismo tiempo contribuyan con su saber, con su talento, con su esfuerzo, con su trabajo, en el desarrollo y en la construcción de un país que sea incluyente, justo, solidario, productivo, en paz; como lo queremos, como Dios manda”.

Por eso, a la Universidad le da mucho gusto recibir a sus estudiantes de nuevo ingreso, quienes se van a convertir en aliados y aliadas de esta causa fundamental de la IBERO.

A ellas y ellos, el Rector les comentó: “Queremos que su paso por nuestra Universidad sea un paso provechoso para su crecimiento profesional, pero también para su crecimiento como personas. Queremos contribuir a su formación integral, a la formación no sólo de su intelecto, sino también de su voluntad, de su creatividad, de su intuición, de su corporalidad, de su capacidad artística”.

Para esto van a contar no sólo con sus respectivas clases (que al principio serán a distancia y después presenciales), también van a encontrar talleres culturales, actividades deportivas, conferencias y diálogos para la construcción.

“La carrera es un objetivo muy importante, pero cursarla es también ocasión para que ustedes aprovechen la vida universitaria y se desarrollen en todos sus aspectos, en todo lo que ustedes son. Pensamos que podemos contribuir a ello y, que además, lo van a hacer con plena satisfacción y con gusto”.

De tal suerte, el Mtro. Fernández Dávalos sugirió a los alumnos y alumnas aprovechar todo lo que la IBERO les ofrece y vivir a fondo la experiencia universitaria. Y la Iberoamericana se compromete a hacer su mejor esfuerzo “para que ustedes egresen como profesionales de calidad mundial, con una altísima calidad académica, capaces de enfrentar los problemas fundamentales de nuestro país. Pero también, nos comprometemos a cuidar de ustedes y a acompañarlos en su crecimiento como ciudadanos y ciudadanas comprometidos, comprometidas, con la realidad de nuestro país y con el proceso del mundo en general”.

Aunque la pandemia del coronavirus no posibilitará que el estudiantado de nuevo ingreso viva la experiencia presencial en sus inicios en la Universidad, el Rector confía que llegará el momento en que, “nos encontraremos, para, cara a cara, compartir y decir quiénes somos, qué queremos, a dónde vamos, por qué estamos en la Universidad Iberoamericana”.

Finalmente, agradeció al alumnado, a sus padres y madres, por su confianza manifiesta al elegir estudiar en la Universidad Iberoamericana. “Y quiero darles la garantía de que queremos construir una comunidad sensible, comprometida, siempre activa, en favor de los derechos humanos, en favor de una igualdad de oportunidades para todos y todas, al servicio de la justicia social y del desarrollo pleno de todas las capacidades humanas de nuestra comunidad, y del país y de la sociedad en general”.

IFrameVideo: Bienvenida Rector Ibero CDMX Otoño 2020

IBERO garantiza calidad académica y aprendizaje en el distanciamiento

También por medio de un mensaje en video, la Mtra. Sylvia Schmelkes del Valle, vicerrectora académica, dio una “cálida bienvenida” a las y los nuevos estudiantes de la Universidad, que se entusiasma mucho con su llegada como miembros de la Comunidad IBERO, lo cual “es un motivo de celebración y de gran alegría”.

Ahora que se vive un momento complejo en México y en el mundo (por el coronavirus), que requiere de adaptación, flexibilidad y resiliencia para poder “aprender a navegar” en este tiempo de la mejor manera, Schmelkes comentó que tuvo un acercamiento (previo) con estudiantes, padres y madres de familia, quienes le expresaron dudas e inquietudes relativas a su ingreso en estos tiempos de pandemia y distanciamiento social.

Algunos de esos cuestionamientos son: ¿cómo garantizar una educación de calidad y un buen aprovechamiento en este semestre que arrancará con clases a distancia?, ¿qué significa realizar un semestre con materias híbridas?, ¿cómo se logrará la integración entre estudiantes, profesoras y profesores, compañeros y compañeras, y grupos, considerando el distanciamiento? y ¿cómo se garantiza una educación integral, considerando la cultura, el deporte y materias no curriculares?

Antes de responder a esas preguntas, la Vicerrectora dio a conocer al nuevo alumnado que, la Misión, razón de ser y  compromiso de la IBERO, desde hace 77 años, es con la formación integral de personas competentes, comprometidas, conscientes, compasivas y creativas; capaces de incidir en la solución de problemas y generar mejores condiciones de vida; personas al servicio de los demás. “La educación en la IBERO es parte de una misión mucho más grande y fundamental, que es la de impulsar, proponer e inspirar un proyecto de humanidad”.

Partiendo de esta premisa, dijo que en la Universidad Iberoamericana será más fácil atender su papel y acciones, en el marco de la pandemia, con un enfoque en cuatro temas principales:

1. La persona al centro. Las y los estudiantes y docentes están al centro de todas las decisiones y quehaceres de la IBERO. Pese a las difíciles circunstancias que se han vivido durante la contingencia, se ha contado con un enfoque y apoyo sistemático en las dimensiones psicológica, nutricional, de salud, en actividades lúdicas, de ejercitación física, en actividades culturales y de crecimiento espiritual.

“Nuestro enfoque en estos temas ha sido, y continuará siendo, una prioridad. Durante los meses de marzo a junio logramos realizar cientos de actividades y clases con especialistas en estos temas, para acompañar a nuestra comunidad”.

2. Garantizar la calidad académica y el aprendizaje frente al distanciamiento social. La IBERO ha brindado a sus docentes capacitación y estrategias para llevar a cabo con éxito la educación a distancia, comprendiendo el contexto de sus estudiantes ante la pandemia.

Igualmente, se ha fomentado el trabajo colaborativo y la reflexión. “Hemos realizado un intercambio de ideas y soluciones a través de nuestras redes con otras universidades en el mundo, y esto nos ha permitido innovar con las mejores herramientas, para lograr la mejor calidad y aprovechamiento, y así lograr con éxito la educación a distancia”.

3. Educando en la realidad. Estos tiempos de adversidad exigen una reflexión permanente y el desarrollo de un espíritu crítico frente a los retos y problemáticas que se presentan. También son una valiosa oportunidad para desarrollar la resiliencia, la creatividad, la flexibilidad, la capacidad de adaptación, la colaboración y la solución de problemas; todas ellas, competencias vitales para construir un nuevo futuro.

“Entendemos nuestra responsabilidad e impacto en la creación de una realidad con mayor equidad, conciencia social y equilibrio, en los ámbitos personal, profesional y para el planeta. Ésta es una realidad para la formación de la IBERO”.

4. El regreso a clases con la salud como prioridad. Diferentes comisiones de la Universidad han estado planeando el cuidado del bienestar de todos y todas en este regreso a clases, incluyendo el cuidado de cada espacio en la Universidad y garantizando el respeto a todas las disposiciones oficiales. El regreso, se ha planteado con grupos a distancia e híbridos, que tienen las siguientes características:

Educación a distancia. Es aquella que se lleva a cabo en forma remota, de manera grupal y síncrona, es decir, con horarios establecidos. No necesariamente implica que las y los docentes estén impartiendo clases todo el tiempo, pero sí que los estudiantes estén involucrados e involucradas como grupo en la realización de actividades diseñadas por el profesorado. Este tipo de educación da lugar al aula invertida, en la que el estudiantado hace actividades y regresan con ellas a interactuar con el profesor o profesora, para argumentar, discutir, recibir retroalimentación y reflexionar.

Materias híbridas. Son las que están diseñadas para impartirse combinando sesiones a distancia y de manera presencial en grupos reducidos, contemplando el 50% de su capacidad normal, cuando las autoridades locales y federales lo permitan en función del semáforo epidemiológico. “Si un estudiante no puede continuar asistiendo, por motivos de salud, contaremos con la transmisión de la materia a través de alguna plataforma”.

IFrameVideo: Vicerrectora: Mensaje de inicio de clases Otoño 2020

 

NOTA ESCRITA POR: PEDRO RENDÓN/ICM