HUACHICOL, HUACHICOLEROS.

Noticia escrita el: 13 enero, 2019 | Por: Dr. Alvaro Conrado Pérez Aquino

 

En México como si se tratara de una palabra nueva en nuestro vocabulario, de unos años a la fecha se ha venido utilizando el vocablo Huachicol, para denominar al robo de combustibles Pemex.- la gran cantidad de mexicanos no entendíamos el significado de la palabra, desde luego la minoría supongo que sí; y sobre todo en la jerga política, considero también que sí, eso quiero presumir, pues usted sabe que muchos políticos utilizan términos que luego ni ellos entienden. Bien Huachicol se le denomina a una bebida alcohólica adulterada, y Huachicolero o guachi colero, a la persona que roba y adultera las bebidas embriagantes, o en el caso que nos ocupa, los combustibles extraídos de los ductos de la Paraestatal Pemex.

El robo de combustible o combustibles, se realiza según investigaciones del gobierno Federal, en varios Estados de la República Mexicana desde luego donde pasan los ductos del producto, a lo largo de más de 1600 kilómetros a lo largo de la república, pero principalmente en los Estados de Veracruz,  Puebla, Tlaxcala, Colima, Michoacán, Aguas Calientes, Tamaulipas, Jalisco, Querétaro y el Estado de México.

Curiosamente de hace 15 días a la fecha en que se ha dado la figura del desabasto de combustibles, es en estos estados donde existe mayor desabasto, la clase política de sexenios anteriores al presente, están harto nerviosos, porque ya están las investigaciones, las pesquisas que está llevando a cabo el Gobierno Federal, y por su parte la Secretaría de Gobernación, ante las carpetas de investigación, está congelando cuentas bancarias de gasolineros o empresarios que no pueden justificar el monto de cantidades exorbitantes de combustible en sus gasolineras, entre las que como le comento, están más comprometidos en los Estados señalados como participantes en mayor número de tomas clandestinas por donde se roba el combustible.

Pero dicha actividad no es cosa sencilla, porque tiene que ver con el conocimiento y el desentendimiento que funcionarios de primer rango, y servidores públicos muy cercanos al presidente saliente, tienen en torno al robo de combustible. Según investigaciones de periodistas, o medios con los que cuenta el gobierno, hace dos años existían 6 mil 873 tomas clandestinas en 25 de los 32 Estados de la República Mexicana, se imagina usted la cantidad de millones de litros sustraídos ilegalmente, y el número de gasolineras que vendían el producto huachicoleado?, desde luego con la complacencia o contubernio de funcionarios de primer nivel  y como lo aseguró el Presidente, controlado desde el departamento de control central de Pemex, entonces si esto sucedía y los ductos no se bloqueaban para evitar el robo porque el centro de monitoreo del combustible reportaba en su sistema la sustracción y el lugar, considero, y no se hacía nada entonces Romero de Chams tenía que ver seriamente con este ilícito.

El robo ha sido enorme unas 600 pipas con 15 mil litros de gasolina cada una, significativo hurto a la vista de todos y avalado desde el centro del poder del Sindicato de Petroleros, menuda conducta y pingue ganancia que dejaba no cree usted?, no si para ello se las bastaba solo Romero de Chams; pues en el año 2016, informe del Gobierno Federal, se robaron 26 mil barriles de combustible, más de 30 mil millones de pesos y en 2017, se robaron 43 mil barriles, superando una cifra de 58 mil barriles robados diariamente es decir la cifra a la cual arriba el mismo Presidente López Obrador, de 66 mil 300 millones de pesos mexicanos.

Hoy los huachicoleros estarán pensando en otra estrategia, y es hora de apoyar al presidente en sus acciones por blanquear este asunto, por poner en su lugar a la delincuencia y no echar marcha atrás, las voces disidentes y en contra, son las implicadas, o las que buscan estorbar el proyecto sexenal simplemente, todos los mexicanos debemos entender el proceso por el que debe pasar el gobierno para dar buenos resultados y esta una forma de ello. He dicho.


"Las opiniones en este artículo son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan las de Dialogo Sin Fronteras"