Pepe Toño Meade, en la disyuntiva: ser o no ser

Noticia escrita el: 6 marzo, 2018 | Por: Mauro González Rivera

JUICIO

 

 

El hambre y la sed de justicia clamada por el malogrado candidato presidencial del PRI Luis Donaldo Colosio Murrieta, lo que le costó la vida hace casi un cuarto de siglo (23 de marzo de 1994), fue  retomada por  José Antonio Meade Kuribreña, con motivo de la celebración del 89 aniversario de vida del tricolor, el pasado 4 de marzo.

El abanderado del frente “Todos Unidos por México” (PRI.PVEM, Nueva Alianza), fue el único orador durante esta ceremonia donde la clase política nacional del PRI estuvo atenta al desarrollo de su mensaje y desde luego retrocedieron igualmente al marzo fatídico y trágico de 1994, donde un sonorense, Luis Donaldo Colosio Murrieta, enarbolaba entre otros tantos putos de su discurso, la bandera del reclamo del hambre y la sed de justicia para todos los mexicanos.

Aclamado por todos los priistas en la sede del tricolor donde había gobernadores y ex gobernadores, senadores, diputados, la totalidad del gabinete presidencial, Meade Kuribreña hacía referencia a esa tarea pendiente y de esta manera elevaba el tono de su voz para manifestar con alguna dedicatoria para sus opositores de MORENA y el PAN, señalándolo de la siguiente manera:

“Nadie debe dejar de explicar de que ha vivido, Ningún candidato puede usar la contienda para para lavar sus culpas o su dinero. No hay cortina de humo que valga. El que la hace debe pagarla. Pintamos nuestra raya con los que se han aprovechado para llenar sus bolsillos a costa de los esfuerzos de los demás”

Igualmente señaló desde su personal punto de vista que, “México no quiere aventuras políticas, saltos al vacÍo, retrocesos, ni demagogia”. Y fue rotundo en señalar que. “el aniversario 89 del PRI, debe ser la antesala de la victoria”,

Dese luego que mensaje de tal naturaleza era conscientemente esperado por la militancia del tricolor que vitoreó en todo momento al candidato presidencial. Fue de enorme trascendencia que se diera en momentos tan difíciles por la g guerra verbal que mantienen desde hace muchos días el PRI y el PAN y que seguramente llevará a más sorpresas

Por lo pronto y viendo las cosas como están, hay expresiones de comunicadores, intelectuales y críticos del sistema político mexicano, en el sentido de que sí existen con claridad evidencias por presuntos delitos en contra del abanderado presidencial del PAN, Ricardo Anaya Cortés, que se procede en términos de la Ley, pero en caso contrario que se le deje en paz.

EL 23 DE MARZO, XXIV ANIVERSARIO DEL MAGNICIDIO DE LUIS DONALDO COLOSIO

La muerte de Luis Donaldo Colosio Murrieta, ocurrida el 23 de marzo de 1994, en Lomas Taurinas de la ciudad de Tijuana, Baja California, se considera el primer magnicidio cometido en México desde el asesinato de Álvaro Obregón del 17 de julio de 1928.

Por el enrarecido ambiente político en el que sucedió, además de los errores, omisiones y desatinos que se cometieron en el curso de la investigación, este caso generó grandes sospechas e incredulidad entre la población. La opinión popular que prevalece es que se trató de un complot orquestado y dirigido en el seno del propio PRI, ordenado directamente por el entonces Presidente de México, Carlos Salinas de Gortari, a través de su jefe de asesores, José María Córdoba Montoya. Sin embargo, el último fiscal del caso, Luis Raúl González Pérez, estableció que no existen evidencias sólidas para señalar a nadie más que Aburto como único autor intelectual y ejecutor del crimen, y por ello el gobierno considera cerrado el caso desde el año 2000.

Luis Colosio obtuvo la candidatura presidencial bajo el procedimiento informal conocido como “destape”, acostumbrado durante los gobiernos priistas en México. En él, aproximadamente un año y medio antes de la fecha de las elecciones, se empezaban a manejar en los medios de comunicación los nombres de quienes podían obtener la nominación del PRI, todos pertenecientes al gabinete del Presidente en turno porque era éste quien en realidad designaba directamente al candidato a través del mecanismo conocido como dedazo. Durante casi sesenta años, al tratarse de un sistema prácticamente unipartidista, al “destapado” se le consideraba como el nuevo presidente y la campaña se afrontaba como un trámite. Ello explica parte del gran daño sistémico que este atentado causó al régimen político mexicano: aunque ya en 1988 se había presentado un proceso electoral lo suficientemente competido que incluso se presume fue fraudulento, Colosio era visto como el sucesor de Carlos Salinas.

El “destape” de 1993 cumplió puntualmente con todas las reglas no escritas: el PRI anunció el apoyo de los sectores obrero, campesino y popular a favor de Luis Donaldo Colosio, secretario de Desarrollo Social, el 28 de noviembre de ese año.

NO CESA EL “TOMA Y DACA”, Y RICARDO ANAYA CORTÉS, SIGUE DANDO LA NOTA

No podía pasar la fecha del 4 de marzo, sin que se diera cuenta por parte del candidato presidencial del frente PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, Ric<ardo Ayaya Cortés, quien en conferencia dominical hace saber de su petición al presidente Enrique Peña Nieto, para que “saque las manos del proceso electoral y deje que el pueblo de México elija en completa libertad”.

Esto lo declaró, luego de lo que considera  ”os brutales ataques de los que ha sido blanco por parte del gobierno federal para intentar sacarlo de la elección presidencial, lo que a su juicio implica una grave amenaza a la democracia. Hoy es contra mí, mañana puede ser en contra de otro candidato o candidata o ciudadano opositor al régimen y esto no lo debemos permitir”.

Así lo sostuvo al referirse al uso faccioso e ilegal de instituciones, como la PGR, que deberían estar al servicio de la República y no del PRI”. Anaya Cortés explicó que tiene muy clara la razón de los ataques de los que ha sido blanco: porque públicamente se ha comprometido a romper el pacto de impunidad y castigar la corrupción, mientras que Andrés Manuel López Obrador ya prometió perdonar a Enrique Peña Nieto y a todos sus colaboradores.

Estuvo acompañado el candidato presidencial por los dirigentes nacionales del PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, Damián Zepeda Vidales, Manuel Granados y Dante Delgado, respectivamente, así como por Emilio Álvarez Icaza; Alfredo Figueroa, Martha Tagle, Xóchitl Gálvez, Santiago Creel, Marcelo Torres, Ángel Ávila, Marco Adame, Fernando Rodríguez Doval, Jorge Álvarez Máynez, Laura Rojas, Jesús Ortega, Jesús Zambrano, Angélica de la Peña, Cristina Gaytán, Alejandro Chanona, Agustín Basave; Kenia López Rabadán, Guadalupe Acosta Naranjo, Estephany Santiago, Julieta Camacho, Samuel García, Luis Donaldo Colosio y muchos simpatizantes y seguidores de su causa.

 

PRESENTACIÓN  EN COSTA RICA EL DÍA 14 DEL BALLET FOLKLÓRICO DE LA BUAP

Este fin de semana partirá con destino a la Nación hermana de Costa Rica, el reconocido Ballet Folklórico de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla que dirige el maestro Cristóbal Ramírez Macip, y participará en un encuentro con otros conjuntos regionales de Centroamérica y el Caribe, por lo que su estancia se alargará por 10 días.

En la siguiente entrega daré a conocer con puntualidad las ciudades a visitar en aquél país, así como los nombres de los demás grupos representativos en lo que será ese importante festival de grupos folklóricos, donde Puebla estará debidamente representada.

Por lo pronto hago saber que el Ballet Folklórico de la BUAP, se presentará en la Escuela República de Haiti, ubicada en la capital de ese país.


"Las opiniones en este artículo son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan las de Dialogo Sin Fronteras"