AMLO será responsable de lo que suceda en México

Noticia escrita el: 19 marzo, 2020 | Por: Luis Alberto Gonzalez

ETIQUETA CON DESTINO

 

 

 

Como en los sismos de 1985, 2017 y 2019, así como surgió la crisis epidemiológica del AH1N1 en 2019, fue la población, la sociedad en general quien tomó la batuta y la decisión de sacar adelante al país y en esta ocasión con la Pandemia del Coronavirus ha tomado la decisión de adelantarse a las determinaciones del gobierno de la república, con la finalidad de evitar que la diseminación del virus sea mayor y más grave para el país.

En la rumorología, en reuniones, en la peluquería, con los taxistas muchos piensan que es algo inventado por los propios gobiernos y las potencias mundiales en la lucha por el poder.

Otros intentan realmente alertar a la población para que se resguarde, se cuide, cuide a sus padres, abuelos, hijos y niños.

Otros, en un absurdo pecan al realizar compras de pánico de todo tipo de productos, pero todo esto generado porque no existe un mensaje claro de las autoridades, que incluso han minimizado lo que puede suceder como en Italia, España y muchos de los países donde el coronavirus se expandió por una actuación tardía.

El gobierno de México, encabezado por un Andrés Manuel López Obrador, egocéntrico, individualista, magnánimo, sobrado, arrogante, ha impuesto su pensar por sobre lo que han dicho y hecho en otros países del mundo.

El paso del tiempo, los siguientes meses, se sabrá si López Obrador y su gabinete actuaron bien o mal, si serán responsable de las muertes que pueda haber o de haber hecho lo correcto.

En medio de la desinformación y de la falta de actuación gubernamental la sociedad, los empresarios y trabajadores han determinado prevenir por seguridad personal y familiar.

Muchas empresas han determinado cuidar a su principal valor, el ser humano, sus trabajadores.

Otras no quieren perder y quieren sostener el mismo ritmo de trabajo, pero no han analizado que cuando la contingencia obligue a parar prácticamente al país no tendrán con quien realizar su comercio.

Tampoco faltan los oportunistas que en medio del rio revuelto buscan sacar raja para ganar dinero, engañar, vender caro y llenarse los bolsillos sin importarles la sociedad.

Pero casi nadie ha volteado a ver que pasara con la gente que trabaja y va al día en sus gastos y la manutención de su familia.

Luego del inicio de paros que se vienen en cascada, a partir de la próxima semana, son varias las preguntas que se le hacen el gobierno.

¿Qué harán las fondas y pequeños comercios?

¿Qué harán los changarros?

¿Las mini y pequeñas empresas con un paro de 1 mes?

¿Cuántos perderán todo y no podrán regresar?

Millones de mexicanos requieren trabajar el día al día y ¿que harán si no cuentan siquiera con un salario que les garantice tener cuando menos un jabón de manos, una bolsa de frijol o de arroz?.

¿Entenderá esto el Presidente Andrés Manuel López Obrador que sigue sembrando la división, la discordia y el enfrentamiento en tiempo que los mexicanos deben buscar la unidad?

¿De quien será la culpa de los fifís, de los conservadores, de sus opositores?

Cuando fue oposición él, el actual Presidente, no estuvo de acuerdo en los procedimientos y decisiones que se tomaron en años y presidentes anteriores. Hoy los culpa de todo.

México debe quedar en manos de la sociedad.

Es el momento que los más de 150 mil jóvenes que marcharon en Puebla hagan su parte, como lo hicieron reclamando seguridad para los estudiantes. Hoy pueden encabezar a la sociedad por encima de las decisiones de la autoridad.

Que los millares de mujeres que protestan por la inseguridad, el mal trato, las violaciones y agresiones, asuman liderazgo y hacer a un lado las determinaciones que van en su contra por parte del gobierno.

La sociedad, junto con los empresarios y los trabajadores den la pauta para darle certidumbre al rumbo de México, por encima de decisiones de quien parece no le interesa el país.

 

COMENTARIOS Y SUGERENCIAS

Correo: lagg9756@yahoo.com.mx

Twitter: @Luiguiglez


"Las opiniones en este artículo son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan las de Dialogo Sin Fronteras"