El CORONAVIRUS adelantó el nuevo modelo de vida

Noticia escrita el: 14 diciembre, 2020 | Por: Tómas De los Santos H.

Como Veo, doy

 

Pasaron los días, las semanas se fueron y sin duda alguna todos vivimos en la incertidumbre, finalmente llegamos al último mes del año, estamos a diez días de celebrar la Noche Buena y esperar la Navidad, ocho días después despediremos el año viejo, afortunadamente vamos a entrar a un Nuevo Año que para todo México será el peor, claro, ahora como dice la canción: “El Año Nuevo nos traerá nuevas tristezas…”, sí querido lector, política, social y económicamente hablando, será un año fatal, agréguele el tema de la salud, veo con sentimiento que será después del primer semestre cuando empecemos a conocer las cifras reales de los que se adelantaron en el camino, nos conmoverá saludar a los pocos amigos que quedan y nos comentarán los decesos que hubo dentro de su familia. Puebla, México y el mundo van a cambiar.

 

Para que le quede claro, el cambio que viene consiste en la situación laboral y educativa, así como dentro de la sociedad, este modelo que está implementando el gobierno de trabajar desde la casa e impartir las clases a todos los niveles escolares por línea, así como realizar las compras a través de su celular, es un modelo que llegó para quedarse; el CORONAVIRUS adelantó el cambio, a los comercios, a los empresarios de la telefonía y al propio gobierno les conviene, por supuesto que les conviene, juzgue usted: pagarán menos consumo de luz, ya no habrá muchos accidentes laborales, se terminarán las marchas y plantones de profesores disidentes, para los escolares y estudiantes de educación media y superior si adquirieron los conocimientos y aprendizaje, estará bien, si no estudiaron, no pasa nada, finalmente el gobierno ya fue claro, “a partir de la pandemia no va a ver reprobados”, sepan o no sepan -todos aprueban- en otras palabras, las futuras generaciones serán los profesionistas del montón, que terminarán siendo los obreros calificados y los profesionistas que sí capitalizaron su aprovechamiento, serán los que ocupen los altos puestos y mandos.

 

La sociedad será indiferente, mirará de lejos a quien fue su conocido o tal vez su amigo, lo saludará con una seña por temor a un posible contagio, para que le quede claro, surgirá una nueva sociedad, la sociedad que no se enfermó, la sociedad que tuvo para vivir bien y no estuvo a la espera del apoyo gubernamental, ahora como lo dijo alguna vez un ex gobernador hace 23 años -“aún hay clases sociales”-, sí querido lector, la nueva sociedad estará por encima de los pobres y de los miserables, esta pandemia terminó con la clase media -si es que existía-, este reportero jamás vio en la última década del siglo pasado y en las dos que van de este nuevo milenio alguien que demostrara pertenecer a la clase media, una clase que dejo de existir. En fin, es lo que veo; el tema de la política lo dejaré para el próximo año.

 

Usted lo escuchó, ahí estuvo Sergio Castro Carapia “El Charro de la Rosa Blanca”, portando la vestimenta de charro y al hombro su sarape tricolor, con el estampado de la Virgen Morena, fue visto por miles y miles de mexicanos frente a la Santísima Virgen de Guadalupe,  interpretando la canción de “Renovando la Fe”, de su autor Roberto Bravo Rodríguez, Presidente migrante CBO Comunitarias.

 

Previo a las mañanitas a la Virgen Guadalupana, en rueda de prensa, Sergio Castro Carapia dio a conocer que el Arzobispo Primado de México, Carlos Cardenal Aguiar Retes, le extendió un documento en donde acredita la presencia y participación de Castro Carapia “El Charro de la Rosa Blanca” en la Basílica de Guadalupe con la finalidad de compartir por medio de la música el amor a Nuestra Madre María de Guadalupe.

 

Asimismo señaló que el Arzobispo Primado de México, le dijo que en este día tan especial 12 de diciembre es un gusto tenerlo como representante de los hermanos católicos, latinos, mexicanos y guadalupanos en EE.UU., y subrayó, el Arzobispo Carlos Cardenal Aguiar  Retes, destacó mi gran devoción a Nuestra Madre, y reconoció el trabajo que he realizado en este tiempo de Pandemia para sembrar esperanza en mis compatriotas y hermanos por medio de la devoción Guadalupana.

 

Como reconocimiento al tema interpretado, Sergio Castro mostró ante los medios de comunicación un diploma que le otorgó Monseñor Jorge Palencia Ramírez de Arellano, Coordinador General de la Pastoral de Santuario, en el que se lee: “La Santísima Virgen de Guadalupe te agradece a ti -Charro de la Rosa Blanca- y a Roberto Bravo, tu participación en la Noche Guadalupana, transmitida vía digital el 11 de diciembre de 2020”.

 

Por su parte, Roberto Bravo, autor del tema interpretado comentó que el Arzobispo al ver el vídeo y leer una copia de la canción, dijo “esta canción se debe escuchar en las mañanitas de la Virgen, Los caminos de Dios son Perfectos; son ustedes los únicos en todo el país que hablan de Renovar la Fe en estos tiempos”.

 

Asimismo, el líder migrante de CBO Comunitarias destacó que el Charro de la Rosa Blanca cantará en vivo en la Iglesia de Cuautitlán, también visitará algunos lugares del estado de México para dar a conocer la canción.

 

Pero como decía el extinto Raúl Velazco… ¡Aún hay más!, por supuesto, le cuento: Con mirada profunda, seria y callada, tal vez cansada o pensativa, se encontraba la señora Guillermina Carapia Lara, de origen michoacano, migrante y con 30 años de vivir en la Unión Americana, me dice que es madre de siete hijos, Sergio (el Charro de la Rosa Blanca) ocupa el segundo lugar dentro de todos los hijos, con cierta timidez señala que jamás ha estado en este tipo de reuniones, mucho menos frente a los medios de comunicación, pero le pide a Dios y a la Santísima Virgen de Guadalupe que cuide mucho a su hijo, “me siento feliz y siento muy bonito tener a un hijo que le gusta el canto, pero esa felicidad también se convierte en inquietud; espero que los representantes de la Villa de Guadalupe me permitan ofrecerle una ofrenda a la Virgen, yo siempre traigo en boca el nombre de la Virgencita, ella va conmigo a todas partes”, concluyó.

El turno fue de Esmeralda Frias Castro, michoacana también, madre de seis hijos y con una sonrisa que lo dice todo, más que mil palabras, comenta que Sergio, su esposo heredó de su papá ser cantante, desvía la mirada, sonríe y con ojos pizpiretos observa al Charro de la Rosa Blanca, toma un poco de aire y acertadamente dice “mi esposo tiene talento, canta con sentimiento, déjame decirte que él me enamoró con serenatas; la pregunta fue ¿aquí en Michoacán?, no, allá en los Ángeles California, hace 30 años, él me iba a cantar canciones de Pedro Infante; ¿le coqueteaban las mujeres, le echaban piropos… eres celosa? Mmmm, sí, pero después de los celos viene el dialogo y la comprensión, sé que en todo trabajo siempre va a ver alguien que voltee a ver a la persona que tiene ciertas cualidades… ¡Lo quiero mucho!

 

Así, por encima del cansancio surgieron comentarios de la madre, la esposa y la hermana mayor de Sergio, Graciela Castro, ellas coincidieron en apoyar con todo y acompañar al Charro de la Rosa Blanca a todas sus presentaciones.

 

Finalmente, el Charro de la Rosa Blanca, agradeció a los medios de información su presencia, así como a su familia y al equipo de trabajo que lo acompañaron a la Rueda de Prensa, asimismo reconoció el trabajo de Roberto Bravo “admiró su talento de Don Roberto, tiene en su haber más de 300 títulos, entre poemas y canciones, todos inéditos, sin su apoyo, no estaría aquí”, terminó diciendo.

 

Querido lector, ahí tiene a un equipo de mexicanos, autor y cantante, migrantes, trabajadores sociales, pero con la fe y el corazón bien puestos, el camino es largo, el trabajo arduo, pero no imposible… Usted tiene la última palabra.

 

Feliz Navidad a todos mis seguidores y un Próspero Año Nuevo; la Paz y la Salud reinen en sus hogares, no se exponga para que el CORONAVIRUS no toque a sus puertas, seamos felices con los que estamos en casa. La Mano Piadosa de Dios nos permitirá que las próximas fiestas decembrinas del año 2021 volvamos a estar todos juntos, un fuerte abrazo y nos leemos en el 2021.

 

 

 

 

 

 

 

 


"Las opiniones en este artículo son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan las de Dialogo Sin Fronteras"