El reflejo de Sudamérica y centro, son peligrosos para México.

Noticia escrita el: 19 noviembre, 2019 | Por: Mario Fernadez
Esto es Estado Fallido
Nuestro país, convulsiona entre políticas y conspiraciones de grupos opuestos entre si. La mala política aplicada por el presidente y su gabinete se reciente en la recesión económica que viene afectando al mundo y especialmente a los países del 3er mundo.
Las terribles consecuencias de las naciones con una joven democracia impactan negativamente en su prospectiva social, una izquierda radical y la ultraderecha activa, polarizan la egemonía política y de crecimiento  que si bien, no es del todo mala, se recrudece como lo estamos viendo en Venezuela con una paz muy forzada y respaldada por Rusia. En Chile las protestas contra las actuales leyes y su mal gobierno, así como el “golpe blando” de los militares en Bolivia.
Estas acciones Repercuten como un espejo sobre nuestro país, aquí como lo ratifico, los grupos opositores al gobierno de AMLO, producen inestabilidad, aunado a una falta de estrategia política y social.
Uno de sus fallos, es tratar de exterminar todo lo que recuerde a otro régimen político, el cual permitió, abrazó y apoyo la corrupción dejando falencias imposibles de revertir en unos años.
Lejos de atender y dar seguimiento a los rubros obligatorios para el crecimiento del PIB, la ideología de la cuarta transformación, aunado a las pugnas internas de un México decepcionado de sus gobernantes y de banderas ocultas de intereses apatridas(y no de hoy exclusivamente), deponen una prospectiva realmente progresista que de seguridad a empresas, exportaciones y estabilidad económica y/o financiera al propio Estado y sus gobernados.
Es en sí mismo un momento peligroso más que un marasmo político.
Los primeros síntomas de un proyecto a pique se dejan sentir y en política la forma es el fondo…y el fundamento de su propia historia.
Es en sí mismo, un cambio que se distorsióna y un gobierno que no muestra claramente hacia donde quiere llegar… esto es Estado Fallido Por Mario Fernández.

"Las opiniones en este artículo son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan las de Dialogo Sin Fronteras"