Estudiantes IBERO organizan diálogo con destacadas economistas mexicanas

Noticia escrita el: 19 noviembre, 2020 | Por: Administrador

Sociedad de Estudiantes de Economía de la Universidad Iberoamericana organizó la conferencia Mujeres en la Economía, un espacio para reflexionar sobre la importancia de las mujeres en el sector económico, políticas públicas para evitar el acoso, así como la promoción de la igualdad y la participación en la toma de decisiones.

 

En este evento participaron Graciela Márquez, secretaria de Economía (SE); Alejandra Palacios, comisionada presidenta de la Comisión Federal de Competencia (Cofece); Jessica Serrano, directora de Educación Financiera y Fomento Cultural del Banco de México; y Ana Arceo, académica del Departamento de Economía de la IBERO.

 

Ante la petición de la alumna Salma Gómez de que las conferencistas compartieran su visión sobre la participación de las mujeres en la economía, Graciela Márquez, titular de la SE, habló sobre la necesidad de educar al entorno en favor de la igualdad y sobre la trascendencia de contar con políticas claras sobre acoso; así como de buscar la igualdad sustantiva, sobre todo en cuanto al rol de las mujeres en la toma de decisiones.

 

“Mi apuesta es por la educación en una disciplina que está claramente dominada por los hombres”, señaló quien es la primera mujer en ser secretaria de esa cartera en México y desde su cargo impulsa un programa estratégico basado en tres pilares: innovación, diversificación e inclusión.

 

La secretaria compartió que al tener que interactuar con el sector privado, le ha tocado ser la única mujer en cientos de reuniones; por lo cual, llamó a generar espacios para las mujeres en donde no los hay, porque es posible lograrlos.

 

En ese sentido, añadió que es necesario incentivar a las mujeres para que se sumen a estas áreas porque están ahí, sólo hay que empujarlas porque quizá les faltó un estímulo en algún lugar. “Así que es importante hacer la diferencia, tenemos la responsabilidad de dar esos pasos, así como de buscar el balance para no ‘convertirnos en hombres’ y no seguir alimentando esos estereotipos”, dijo.

 

Por su parte, Alejandra Palacios, comisionada presidenta de la Cofece, quien fue elegida para dicho cargo en 2013 y fue reelecta en 2017 para un segundo periodo que concluirá en septiembre del 2021, destacó que muchos de los temas de acoso hacia las mujeres tienen que ver con temas culturales y de costumbres.

 

“En ese sentido, la educación es muy importante, es por donde hay que atacar. Para romper las barreras y lograr la equidad, se tiene que trabajar desde distintos frentes, por un lado, en nuestra educación y en cómo educamos a los hombres y mujeres que están a nuestro alrededor. Así como en la cultura institucional cuando formamos parte de una institución”, explicó.

 

Destacó que en la Cofece han dedicado mucho tiempo a trabajar en temas de equidad. En ese sentido, compartió que la Secretaría del Trabajo les ha otorgado la recertificación en la Norma Mexicana NMX-R-025-SCFI-2015 en Igualdad Laboral y No Discriminación, además obtuvo el certificado de bronce de la misma, la más alta en términos de igualdad de género. Asimismo, la Comisión obtuvo el ascenso al nivel intermedio Move de la metodología internacional EDGE, líder mundial en evaluación y estándar de certificación en igualdad de género.

 

“Es interesante, las mujeres agradecen este esfuerzo, pero los hombres también, porque a veces no se dan cuenta de los micromachismos en los que hay que trabajar. Muchos hombres quieren dejar de ser machistas, pero no saben cómo. El trabajo debe ser conjunto y desde varios frentes”, agregó.

Por su parte, Jessica Serrano, directora de Educación Financiera y Fomento Cultural del Banco de México, recomendó a las y los estudiantes que siguieron la conferencia de manera virtual generar redes para crear fortalezas, tal como hacer el networking: estar en reuniones y relacionarse con las personas porque eso genera fortalezas.

 

A su vez, Ana Arceo, académica del Departamento de Economía de la IBERO, coincidió en lo fundamental que son las redes, pues quizá no se toman en cuenta durante la época universitaria. Compartió que la red de apoyo entre varias mujeres es maravillosa porque es una forma de trabajo distinta en donde hay más empatía, comprenden las necesidades de las mujeres y de sus familias, lo cual hace que la capacidad de trabajar y concentrarse en lo importante esté presente.

 

Nota escrita por: Valentina González/ICM