Gutiérrez Müller destaca modelo de educación jesuita por su humanismo

Noticia escrita el: 26 febrero, 2019 | Por: Administrador

 

  

 

La doctora Beatriz Gutiérrez Müller, quien presentó su libro La memoria artificial en la Historia Verdadera de la Conquista de la Nueva España, de Bernal Díaz del Castillo, durante la Feria Internacional del Libro (FIL) del Palacio de Minería, aseguró que la Universidad Iberoamericana es un ejemplo de la importancia que tiene la educación humanista en el México contemporáneo.

La escritora, esposa del Presidente Andrés Manuel López Obrador y quien propuso eliminar la figura de primera dama, aseguró que, desde el tema humanista, el modelo educativo del Sistema Universitario Jesuita (del cual forman parte la IBERO CDMX, Puebla, Tijuana, Torreón, León, ITESO, Tecnológico Universitario de Valle de Chalco y el Instituto Superior Intercultural Ayuuk-Mixe-Oaxaca) podría contribuir al proyecto de la cuarta transformación en materia educativa.

“La tradición jesuita de la enseñanza del humanismo es un pilar en este país, precisamente en la Nueva España, hasta que llegó el momento de la expulsión de los jesuitas y después con instituciones educativas muchas de ellas en el siglo XX. La IBERO es muy buen ejemplo de la importancia que tiene la educación humanista en el México contemporáneo”, explicó la también investigadora y académica del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla.

La egresada de la licenciatura y maestría en Letras Iberoamericanas por la IBERO Puebla agradeció a su alma máter que haya tenido a bien, con la colaboración de varios planteles como el de Ciudad de México y el ITESO, Universidad Jesuita Guadalajara, publicar su obra y propiciar la reflexión. Explicó que su más reciente libro se trata de un trabajo literario que corresponde a su tesis de maestría en la IBERO que tardó 20 años en ver publicado.

La doctora en Teoría Literaria por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) Iztapalapa, quien se ha dedicado a recuperar el patrimonio literario de autores mexicanos de principios del siglo XX en México, señaló que La memoria artificial en la Historia Verdadera de la Conquista de la Nueva España, de Bernal Díaz del Castillo, debe ser leída por todos los mexicanos, especialmente por los capitalinos porque hay muchos detalles sobre la ciudad antes llamada Tenochtitlan.

“Lo que se narra sobre la ciudad que estaba sobre el lago es muy bello, no todos los cronistas de indias le dieron tanto espacio a la descripción geográfica de la Ciudad de México, llamada Tenochtitlan, y creo que es un agasajo para el capitalino leer como era la ciudad descrita en la pluma de Bernal, pero también sobre otras ciudades como Tlaxcala o Cholula”, explicó.

Gutiérrez Müller invitó a los asistentes a leer a Bernal Díaz pues aseguró que brinda muchas respuestas a nuestro presente y porque fue testigo incómodo de la Conquista. Recordó que en dos años se conmemorará un hecho histórico de enorme trascendencia para México y para el continente porque a partir de entonces surgió la Nueva España y después la Independencia, por lo cual habló de la urgencia de hacer una reflexión sobre los 500 años después de la Conquista y, de igual manera, en 2021 se cumplirán 200 años del México independiente.

La autora de Solón Argüello. Antología Poética describió la llegada de los españoles como un cataclismo, un encuentro muy fuerte, tanto lingüístico, como filosófico y humano que termina en una guerra y en una conquista.

“Es muy fuerte lo que ocurrió, lo que pasa es que fue hace tanto tiempo que pareciera no tener relevancia, pero el idioma que hablamos hoy la mayoría de los mexicanos es de esa conquista. Mucha de nuestra forma de pensar occidentalizada proviene de ese encuentro, la arquitectura y expresiones artísticas”, detalló.

La historiadora estuvo acompañada por el Dr. Javier Cuesta Hernández, director de la División de Humanidades y Comunicación de la IBERO. También por el Mtro. Alfonso Mendiola Mejía, académico del Departamento de Historia de la IBERO y por Gustavo Illades Aguiar, profesor e investigador de la UAM-Iztapalapa, quienes comentaron el libro más reciente de la escritora.

 

 Nota escrita por: Valentina González/ICM