IBERO se pinta de verde para unirse a movimiento en favor del planeta

Noticia escrita el: 22 septiembre, 2019 | Por: Administrador

 

 

 

 

Estudiantes, autoridades y trabajadores de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México participaron a través de un paro activo en la Huelga Mundial por el Clima, una jornada de reflexión sobre el daño provocado al medio ambiente, la incapacidad de los gobiernos para luchar contra el cambio climático y un llamado para que los jóvenes se sumen a la defensa del planeta.

Este movimiento (Fridays for Future) convocado a través de redes sociales por la activista sueca Greta Thunberg, de 16 años, tuvo un impacto internacional y este 20 de septiembre se realizaron manifestaciones de protesta en diversos países. En México, distintas ciudades salieron a marchar y  recordar que queda poco tiempo para frenar el deterioro ambiental.

A partir de este llamado, la Comunidad IBERO comenzó desde las 09:00 horas con la Movilización Global por el Clima. En un primer momento, se llevaron a cabo debates, discusiones y reflexiones sobre el cambio climático y la importancia de acciones como la promovida por Thunberg, así como el papel de las nuevas generaciones en la transformación del mundo.

Tras cumplir con la parte académica, se llamó a una concentración en la explanada central de nuestra casa de estudios para escuchar el discurso del Mtro. David Fernández Dávalos, Rector de la IBERO, quien recordó que nos sumamos a esta propuesta mundial, ya que es uno de los temas esenciales para nuestra casa de estudios.

“En el centro de nuestra propuesta civilizatoria, de nuestra propuesta educativa, de nuestros planteamientos sociales, está justamente la reconciliación con la naturaleza, el establecimiento de relaciones correctas con ella. El cuidado de la Casa Común, como dice el Papa Francisco”, señaló Fernández Dávalos, quien además protestó contra agentes públicos y privados que han adoptado políticas y acciones que depredan “la casa que es de todos”.

Detalló que la IBERO ha tomado medidas para transformarse en un campus verde. Para ello, se han habilitado jardines que necesitan menos agua para su cuidado (con un ahorro de 2 mil 500 metros cúbicos); la naturización de azoteas; mecanismos ahorradores en sanitarios; captación de agua de lluvia; la instalaciones de 40 bebederos y la erradicación del PET. A nivel académico, se ha transversalizado el tema del medio ambiente y su cuidado en los planes de estudio.

Hizo un llamado para que los jóvenes participen con iniciativas que transformen al mundo, que tengan la mirada comprometida y propositiva de la IBERO. “Queremos ser una universidad amigable con el entorno, comprometida con la casa común y consciente y productora de conocimiento que nos ayuden a preservar esto que es la herencia de todos y todas, en un compromiso que tenemos con las futuras generaciones”.

Pronunciamiento estudiantil

Tras escuchar el mensaje del Rector de la Universidad Iberoamericana, estudiantes de nuestra comunidad dijeron que era momento de actuar frente a la alarmante crisis ambiental por la que pasa el mundo. Afirmaron que sólo tenemos una década para frenar la inercia depredadora que acabará con la humanidad y todas las especies que habitamos el planeta.

Hicieron una crítica a la visión de un futuro esperanzador a través del desarrollo científico y tecnológico, así como de la idea de progreso, pues el modelo que lo impulsa ha provocado la desigualdad social, de género, la crisis ambiental, en resumen, el problema ha sido el crecimiento económico desmedido e injusto.

“Exigimos un cambio estructural porque, dada la gravedad de la crisis ambiental, quizás no tengamos oportunidad de un error más. Quizás si no detectamos adecuadamente, y la solución no es más que un vendolete, no haya tiempo de hacer un nuevo análisis (…). Hoy, nuestra voz es el freno a la forma de vivir de nuestra comunidad universitaria. No podemos seguir viviendo así”.

Llamaron a la IBERO a posicionarse firmemente y a tomar acciones concretas. Confiaron que “nuestra alma máter atenderá la problemática con la responsabilidad social que nos enorgullece y que siempre ha sostenido. Basta de creer que con acciones superficiales se resolverá esta crisis. Lo único que estamos haciendo es apartar la vista del problema. Ignorarlo por el miedo que nos representa ser conscientes de la situación en la que en menor o mayor medida hemos contribuido”.

Finalmente, exigieron la declaración de emergencia climática y que se trate al medio ambiente como a un ser y no como un objeto, lo que dio paso a una serie de propuestas que la comunidad estudiantil entregó a Rectoría para su consideración, apelando a la filosofía institucional de formar personas responsables, con alta preparación académica y con las habilidades de incidir positivamente en su sociedad.

En total, 21 puntos fueron presentados por alumnas y alumnos de diferentes carreras, entre los que destacaron: la erradicación de los desechables de un solo uso; establecer la correcta separación de la basura y reciclar; crear una composta y usar el abono para el mantenimiento de las áreas verdes; evaluar el uso de la tecnología para evitar el desperdicio de papel en trámites; modificar rutas del transporte Iberobús; promover la alimentación vegetariana y vegana; y diálogos con instituciones y empresas aledañas a la IBERO para promover transporte verde.

El objetivo de esta propuesta oficial, dijeron, es convertir a la IBERO en la primera universidad ‘cero desperdicios’ en México y cumplir con una de las metas de la institución: ser un campus verde a nivel operativo, de servicios, en la enseñanza y vincular a todas sus áreas con el cuidado y promoción del medio ambiente.

IBERO marcha en favor del planeta

Cerca de las 13:30 horas, el contingente de la IBERO, integrado por estudiantes y autoridades de nuestra casa de estudios, se unió con otros grupos de universitarios, colectivos y personas de la sociedad civil al pie del Ángel de la Independencia para salir alrededor de las 14:30 horas hacia el Zócalo, donde exigieron a las autoridades mexicanas medidas urgentes para hacer frente al cambio climático.

Con pancartas en mano, en donde se leían mensajes como ‘Pachamama, te pedimos perdón’, ‘Cambio político no climático’, ‘Queremos energía limpia no refinerías’, los participantes de la movilización gritaron consignas como: “Ni un grado más, ni una especie menos”, “Queremos futuro, no hidrocarburos”, “No al unicel, podemos vivir sin él”, “Es una emergencia, lo dice la ciencia” y ”Se ve, se siente, la IBERO está presente”.

La vicerrectora académica de la IBERO, Mtra. Sylvia Schmelkes, dijo que ”es importante que todos caigamos en cuenta de que estamos ante una emergencia climática y que tenemos 10 años para bajar las emisiones y que muchas de las especies que conocemos están en peligro. Frente a este sentido de urgencia, hay cosas que se están haciendo pero hay otras que faltan”.

Por su parte, María Jacques, presidenta de la organización estudiantil Cambio, afirmó que “son increíbles las ganas que tienen los jóvenes por ejercer cambios para combatir el cambio climático; por eso también exigimos a las instituciones de gobierno, universidades y a las personas que urgen cambios de hábitos y leyes”.

Nota escrita por: Valentina González/Iván Cabrera