Preocupa a productores llegada de la Peste Porcina Africana

Noticia escrita el: 9 julio, 2019 | Por: Mauro González Rivera

JUICIO

 

 

 

Sin el afán de alarmar, pero sí con el interés de prevenir a los inversionistas, el director general de Granjas Carroll de México (GCM), Víctor Manuel Ochoa Calderón, informó que autoridades sanitarias y productores mexicanos trabajan para evitar el ingreso de la Peste Porcina Africana (PPA), sin embargo, advirtió que, de llegar a presentarse, impactaría no solo a niveles económicos y comerciales del

país, sino también en el aspecto social, con pérdidas estimadas en 128 mil 300 millones de pesos.

Durante el desarrollo del Foro Peste Porcina Africana (PPA), celebrado en la Cámara de Diputados, Ochoa Calderón recordó que el inventario actual de cerdos en México tiene un valor superior a 16 mil millones de pesos, con los que se produce el 60% del consumo nacional de carne de cerdo, equivalente a 1.4 millones de toneladas de carne al año.

Puntualizó al mismo tiempo que el consumo de carne de cerdo no es dañino para el hombre; que la enfermedad no ha llegado al continente americano y, por supuesto, menos a México, por lo que autoridades federales y el sector porcícola nacional trabajan

coordinadamente para prevenir y evitar la entrada de la PPA.

El alto ejecutivo  de GCM expuso que la entrada de la PPA en México podría significar la pérdida de unos 300 mil empleos, equivalentes a 8 mil millones de pesos en sueldos al año; de la misma manera, la industria de los alimentos balanceados y la

farmacéutica veterinaria perderían un estimado de 38 mil 281 millones de pesos.

 

Otras actividades afectadas serían: la agricultura, los servicios de transporte de carta ferroviaria y carretera, de granos y subproductos, la industria de la distribución cárnica, como pequeños negocios expendedores, verían sus ingresos reducidos ante la falta de los productos porcinos.

Además, al representar la carne de cerdo uno de cada tres kilos de la proteína cárnica que se consume en México (19.5 kilos per cápita anuales), la falta de este producto

afectaría fuertemente a la alimentación de las familias, en especial la de los niños y jóvenes en etapa de crecimiento y desarrollo.

La falta de esta carne elevaría los

precios de otras carnes, perjudicando a la economía nacional. En caso de que se perdiera la totalidad del hato porcino, detalló, tomaría de tres a cinco años reponer los inventarios, esto, en caso de contar con los recursos económicos para hacerlo.

Ochoa Calderón afirmó que un seguro contra PPA costaría 22 millones de pesos, y solo cubriría 150 millones de pesos del inventario, por lo que la industria estaría imposibilitada para pagarlo; ello llevaría a que, durante ese periodo de recuperación, el país dependiera totalmente de las importaciones de carne de cerdo de Estados Unidos, las cuales estarían sujetas a disponibilidad, ya que el país vecino ya tiene comprometida gran parte de su volumen exportable.

Tocante  a las exportaciones mexicanas a Asia, principalmente, el problema representaría dejar de percibir ingresos superiores a 9 mil 829 millones de pesos, ingresos que llegan actualmente a los estados de Sonora, Yucatán y Jalisco.

Para concluir advirtió que la PPA, por afectar a la soberanía alimentaria del país, debe considerarse como un tema de seguridad nacional, de hecho, señaló,

en el Artículo 27 de la Constitución Política Mexicana en su fracción XX la producción pecuaria es de interés nacional.

En dicho encuentro participaron también Eduardo Ron, diputado presidente de la Comisión de Ganadería, quien manifestó el compromiso de dicha comisión de

coadyuvar con el ejecutivo y productores para prevenir la entrada de la PPA a México, así como Heriberto Hernández Cárdenas, presidente de la Organización de Porcicultores, la cual abarca a más del 80 por ciento de la producción porcina del país, y Juan Gay Gutiérrez, director general de Sanidad Animal.

 

LEOBARDO, LOPEZ ZAVALA, JIMÉNEZ HUERTA, MARITZA Y VANESA, EXPULSADOS

 

Después de un largo y tiempo de espera, finalmente la Comisión  Nacional de Ética Partidaria, expulsó del Partido Revolucionario Institucional a los siguientes militantes:

Leobardo Soto Martínez, líder estatal de la CTM; Javier López Zavala, ex Secretario de Gobernación y ex diputado federal; Francisco Javier Jiménez Huerta, ex diputado; Maritza Marín Marcelo, ex presidenta de la CNC Puebla y ex diputada, y Vanesa Baraona, ex diputada también.

Quedan para el análisis otros 32 expedientes de los que en su momento la la Comisión de Ética Partidaria, decidirá a cuántos de esos integrantes, se les aplicará la cláusula de expulsión.

La  mayoría de la militancia del partido, no esta satisfecha de la decisión final de la comisión, pues considera que son muchos más los que merecen correr la misma suerte que los 5 sancionados, pues hay “priistas gordos” que en su haber cuentan con todo un collar de deslealtades al PRI  y merecen la sanción máxima como es la expulsión.

IVONNE ORTEGA  PUESTA A GANARLE LA FINAL A  MORENO CÁRDENAS POR EL PRI 

Ivonne Ortega Pacheco, camina muy segura de si misma, esperando que en los días que le quedan de labor proselitista, pueda ganarle la recta final al campechano Alejandro  Moreno Cárdenas, en la disputa por la presidencia nacional del PRI.

José Luis Trejo Márquez, el poblano que tiene un rato largo de estar en las filas campesinas, manifestó su decisión de apoyar a la yucateca, a través de la Confederación Campesinas Mexicana que el preside.

 

 

 


"Las opiniones en este artículo son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan las de Dialogo Sin Fronteras"