Propone Toledo acabar con la reelección familiar

Noticia escrita el: 9 mayo, 2017 | Por: Administrador

CIUDAD DE MÉXICO.- El presidente de la Mesa directiva en la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México, Mauricio Toledo, presentó ante el pleno una iniciativa que busca acabar con la reelección familiar de sangre para ocupar cargos públicos en la Ciudad de México.

“El avance democrático en el país ha tenido logros importantes, pero también se han desarrollado algunos vicios que deben ser acotados o desterrados. Uno de ellos es la pretensión de extender el tiempo en el poder, principalmente en cargos a Jefe de Gobierno, alcaldías, concejales y diputados locales, más allá de los tiempos constitucionales, a través de algún familiar de sangre como hermanos, primos, sobrinos etc”, señaló.

El legislador perredista consideró urgente integrar su iniciativa en la nueva norma electoral que se habrá de aprobar en los próximos días.

“Esta situación en democracia no puede ni debe tener cabida, por lo que se debe corregir esta irregularidad. Considero que en el contexto de la elaboración de un nuevo marco electoral, la Ciudad de México debe ser vanguardia, una vez más, para acotar estas tentaciones que tanto daño hacen en el ánimo ciudadano, lo que resta credibilidad y legitimidad a cualquier gobierno que sigue estas prácticas nocivas”, aseguró.

En este sentido, el asambleísta detalló la necesidad de fortalcer el sistema democrático y el cargo de servidor público.

La propuesta que presento busca renovar y ampliar las posibilidades de acceso a los cargos de representación para las nuevas generaciones. Asimismo, se pretende recobrar el sentido original del servidor público, que por definición es la acción de los representantes populares y de los funcionarios de gobierno de satisfacer y cumplir las demandas y necesidades de los ciudadanos.

Finalmente , Mauricio Toledo aseguró que su iniciativa no restringe la prerrogativa de todo ciudadano de hacer valer su legítimo derecho a votar y ser votado, lo que busca es crear candados legales para desterrar vicios desde los partidos que postulan candidatos
y erradicar el llamado reeleccionismo familiar.

“En resumidas cuentas, el poder no es hereditario, un hermano, un primo o un padre no puede heredar su cargo o representación, por eso es momento de que la soberanía de la Ciudad de México luche a favor de procesos electorales con legitimidad, equidad y principios, para erradicar que ese gobernante pueda colocar familiares, porque el que debe decidir no es una persona, sino el pueblo al que se gobierna”, concluyó.